Freud. La cocaína. Dios y el sexo

Sigmund Freud,

El año 1884 Freud, contando 28 de edad, quiso probar, con el propósito de analizar sus efectos, una sustancia hasta este momento apenas conocida. Como deseaba ver a la mujer con la que mantuvo cinco años de noviazgo a distancia, a Marta Barnays -llevaba entonces dos años sin verla-, futura