Victor Neumann: Lo universal y lo particular en la historia del judaísmo – LA TENTACIÓN DE HOMO EUROPAEUS

Exodus_Baruch_Elron
Pintura “Éxodo” de Baruch Elron

Fragmento del libro:

LA TENTACIÓN DE HOMO EUROPAEUS – La génesis de las ideas modernas en Europa central y del sudeste de VICTOR NEUMANN (Versión española, Niram Art Editorial, 2016)

Libro distinguido con el Premio A.D. Xenopol de la Academia Rumana, con una edición en inglés publicada por Columbia University Press, Nueva York

¿Qué representa la diáspora para los judíos? ¿Qué significado cultural tiene? Más allá del contexto político, económico y social, más allá de las vicisitudes de los pogromos hasta las expulsiones en masa, tenemos que reconocer que la oscilación de una zona a otra de Europa,  y más tarde del mundo, ha representado un enorme logro para el conocimiento. Naturalmente, no todos los cierres son seguidos por una apertura, y lo contrario también es válido. El contacto con las alteridades, las numerosas interferencias con las tradiciones (he mencionado unas pocas de la región centro-oriental de nuestro continente, pero se pueden reconocer en todos los meridianos del globo), respectivamente con esas culturas encontradas en su camino, han enriquecido el judaísmo, dándole siempre la oportunidad de saber algo más. La propia supervivencia del judío requiere ese algo más, incluso si se trata sólo de la  asimilación de las lenguas de los pueblos entre los que vivían. De Mendelssohn a Canetti los ejemplos innumerables, si tuviéramos que referirnos sólo a la historia de los últimos siglos. En la diáspora, el judío cargaba con un profundo sufrimiento, pero el sufrimiento del ser errante ha puesto en movimiento su mente, que a su vez ha empezado a crear para sí mismo y para los demás. ¿Un mantenimiento con vida a expensas de la emancipación? ¿Qué debemos creer, al rever con los ojos de la mente los guetos existentes en las principales ciudades europeas, el estado de humillación del que habían sido objeto las comunidades, pero que también habían aceptado como la única forma de resistencia en el tiempo? La salida del “quartal” (término utilizado en los documentos de la administración  imperial habsburga, para designar el lugar donde a los judíos se les permitía asentarse, después de pagar impuestos) no podría lograrse sin sacrificio, sin renuncia, sin comunicarse con las formas y los fondos de la organización de la ciudad, sin una hermandad con la humanidad que les rodeaba. Sólo entonces, al afirmar la voluntad, el poder de la creación, usando la inteligencia en todas las circunstancias, podía el judaísmo contribuir realmente a la edificación del Homo Europaeus,  convertirse en un “pilar de apoyo” de la cultura universal, implementar su profunda y rica experiencia de vida y ofrecer al mundo la ciencia de la mente y la música de su alma ancestral.

Samuel_Bak
Pintura “De generación en generación” de Samuel Bak

Y ahora nos preguntamos nuevamente, teniendo en cuenta la situación mencionada más arriba: ¿qué, dónde y exactamente cuánta religión se practica en el pensamiento del intelectual judío moderno? ¿Es la religión un punto de partida para él, una fuente de inspiración? ¿La educación juega un papel clave en la afirmación de su personalidad? ¿Se trata de un don heredado, del ambiente, de su naturaleza siempre curiosa y traviesa, insatisfecha consigo misma y con los demás? ¿De ese estado de desesperación, que sólo padecen las personas en peligro, o las que crean su propio riesgo para averiguar la solución? Todos nacemos con un don, un carisma, lo que no es un mérito sino un regalo de la naturaleza, al igual que el talento. Lo que es importante recordar es que el judaísmo ha llevado y continúa llevando una enorme tradición sagrada, dejando legados no menos sagrados al judío moderno (y no sólo a él, sino a todos nosotros, los europeos), que, incluso alejado de la religión y asimilado, lleva dentro de sí mismo el regalo de la Torá y el patrimonio de la comunidad que dio luz a sus padres y antepasados. Hay aquí una simbología codificada en el interior de la vida y de la convivencia, que, igual a un barco arrastrado por las olas, sin importar las dificultades y las tormentas, nunca puede ser abandonada. Una voluntad inquebrantable, una fe en el poder humano, en su valor, en la infinidad de su existencia.

Marc Chagall
Pintura “Rabino con Torá” de Marc Chagall

El judaísmo cree que nada es imposible para el hombre. Y tal vez no le diéramos crédito, si nosotros mismos no tratáramos de mirar en perspectiva, para discernir el pensamiento detrás del pensamiento que hizo que la humanidad elevara sus fundaciones. Es probable que la mirada más allá de la vida inmediata, de lo cotidiano, de hic et nunc, naciera junto a esta vitalidad, a este temperamento, a este instinto de supervivencia. Porque no es posible explicar la amplificación perpetua de la velocidad del pensamiento, sin creer en la actividad ritual del ser humano. Y al descender a los primeros tiempos de la diáspora, encontraremos en la Mishná una respuesta sobre lo que el hombre puede hacer: “Como Dios, el hombre puede poner el mundo en movimiento”. No perdamos nunca de vista que los tonos de los textos sagrados se complementan, afirmando una y la misma profesión de fe: “Escucha Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es uno”. Aquel UNO, por el que el judaísmo ha recorrido una historia de casi seis milenios, ofreciéndole la seguridad de la elevación, del vuelo, la capacidad para apropiarse de aquella imagen del mundo que se encuentra dentro y más allá de su telúrico. El judío moderno, en muchos casos, cosechará los recursos de la luz que tiende a alcanzar la misma cumbre. Sus propias especulaciones intelectuales se derivan de dos experiencias: la Biblia y la Filosofía. Ambas conducen a la meditación que hace que el Espíritu trascienda.

Portador y transmisor ​​de los preceptos fundamentales del pensamiento universal, el judaísmo ha sacado partida de los encuentros culturales, siendo emancipado por la servidumbre del institucionalismo administrativo y político. Su significado es haber hecho de Dios un hecho ético y social. Recordemos aquí el pensamiento del rabino Simón ben Yochai: “El respeto hacia tu padre y madre es tan importante que Dios lo consideró incluso más importante que el respeto hacia Él mismo”. Los sabios siempre han tenido problemas para encontrar en las palabras de la Biblia lo que se correspondería con las exigencias de una vida más compleja. Profesando una concepción meliorista del mundo, acompañada de un optimismo dominante en la estructura  psico-intelectual, la filosofía judía ha difundido las ideas de la bondad y la justicia inmanentes, un  simbolismo (el águila, por ejemplo), volcado hacia la relación hombre-divinidad y padre-hijo. El águila significa el término de comparación a nivel educativo. El aprendizaje del vuelo, condición sine qua non de la existencia, se hace mediante la estimulación y la supervisión. El águila aparece en el texto bíblico como una alegoría del tacto, de la delicadeza, de la prudencia, elementos esenciales de la armonía desde el punto de vista familiar y divino. Es un intermediario entre el cielo y la tierra, símbolo del camino espiritual humano. Es cierto que la comprensión de la Torá ha sido un punto de apoyo también para el judío moderno. A partir de aquí, no le será difícil tallarse un destino unitario a dimensiones planetarias, “pasando por encima de las nuevas naciones y las viejas civilizaciones.” Esto es porque, por una buena razón, él puede ser considerado como un “vehículo moderno que tiene un avance de encendido demasiado grande en comparación con los demás”. (Braudel).

Victor Neumann
Victor Neumann
Victor NEUMANN (nacido en Lugoj) es historiador y prof. universitario doctor, actualmente en la Facultad de Letras, Historia y Teologia, Depart. de Historia, Universidad de Vest, Timisoara, Rumania. Director del Centro de Estudios Avanzados en Historia de la Universidad de Timisoara y director del Museo de Arte de Timisoara. Campos de investigación: historia regional, historia nacional (la historia de Rumania) e historia de Europa de centro-sureste; historia de la cultura, historia intelectual e historia conceptual; multi e interculturalidad; teoría y filosofía de la historia. Profesor invitado: Universidad de Angers (1999 y 2004); Universidades de Atlanta y Athens, Georgia, E.E.U.A (1999); The Catholic University of America, Washington, D.C. (2000-2001, bolsa Fulbright); National Foreign Affairs Training Center – Foreign Service Training Institute, Washington, D.C., (2001); Center for Advanced Study, Holocaust Memorial Museum, Washington, D.C. (2001); École Pratique des Hautes Études – Sorbona, Paris (2004); Universidad de Viena (2004); Universidad de Aachen (2007, 2010); Universidad Nacional de Artes de Bucarest (2008-2009, 2009-2010, 2010-2011, 2011-2012); Universidad de Bucarest (2011, 2012, 2013, 2014, 2015). Conferencias científicas en universidades de prestigio del mundo académico: París, Bruselas, Berlín, Oxford, Jena, Amsterdam, Wasenaar, Roma, Udine, Viena, Moscú, Budapest, Belgrado, Novi Sad, Sofía. Algunos de sus libros: Between Words and Reality. Studies on the Politics of Recognition and the Changes of Regime in Contemporary Romania, Washington, D.C., 2001; Ideologie şi Fantasmagorie. Perspective comparative asupra istoriei gândirii politice în Europa Est-Centrală, Polirom, Iaşi, 2001; Neam, Popor sau Naţiune. Despre identităţile politice europene, edición I, Bucarest, 2003, edición II, Curtea Veche, Bucarest, 2005; Tentaţia lui homo europaeus. Geneza ideilor moderne în Europa Centrală şi de Sud-Est, edición I, Ştiinţifică, Bucarest, 1991, edición II, All, Bucarest, 1997, edición a III-a, Polirom, Iaşi, 2006, edición en inglés, The Temptation of homo europaeus, Columbia University Press, 1993; The End of a History. The Jews of Banat from the Beginning to Nowadays, Bucharest University, Bucharest, 2006; Essays on Romanian Intellectual History, Timişoara, 2008 (edición II, Editura Institutul European, Iaşi, 2013); Interculturalitatea Banatului, Editura Artpress Timişoara-Editura Institutul European Iaşi, 2012; ed. III, Editura Universității Alexandru Ioan Cuza, Iasi, 2015; Conceptul de naţiune la români şi unguri. Un studiu despre identităţile politice, Editura Institutul European, Iaşi, 2013; Der Nationsbegriff in Zentral und Osteuropa. Eine Studie zur politischen Identitaet der Rumaenen und Ungarn, Zentrum fuer Fortgeschrittene Geschichtsforschung Temeswar und Institutul European Verlag Iaşi, 2013; Die Interkulturalitaet des Banats, Frank und Timme Verlag, Berlin, 2015. Premio "A.D. Xenopol" de la Academia Rumana para el volumen La tentación de Homo europaeus, Bucarest, 1991.