Nuevo implante cerebral que podrá almacenar recuerdos humanos

cerebro-humanoLos investigadores estadounidenses  de la Universidad de Southern California y el Wake Forest Baptist Medical Centre en Winston-Salem, North Carolina,han creado el primer implante prostético que ayuda a un cérebro lesionado a almacenar memoria.

El dispositivo puede ser una verdadera ayuda a los pacientes de demencia y a otras personas con lesiones cerebrales.

La degeneración del cerebro puede impedir que se formen recuerdos a largo plazo de los acontecimientos recientes – por eso algunas personas con daño cerebral o recuerdan eventos desde hace mucho tiempo pero no del pasado reciente. La parte esencial de la investigación es un algoritmo informático que imita la señalización eléctrica que utiliza el cerebro para traducir los recuerdos a corto plazo en recuerdos permanentes. El dispositivo  consiste de electrodos implantados directamente en el cerebro. El implante ha sido probado con éxito en ratas y monos y ahora estaba siendo utilizado en los cerebros humanos.

Aunque no hay ninguna forma de “leer” un recuerdo, la señalización eléctrica hace posible omitir una región dañada o enferma del cerebro y decodificar el contenido o significado de un recuerdo de su señal eléctrica. Ted Berger de la USC, el líder del proyecto, dijo: “Es como ser capaz de traducir del español al francés, sin ser capaz de entender ninguno de estos idiomas”.

La tecnología también podría ayudar a tratar enfermedades neuro-degenerativas, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, al permitir que las señales eléctricas del cerebro eludan las zonas dañadas en el hipocampo, el centro de memoria del cerebro, donde se almacenan los recuerdos. Si está dañado o degradado, puede dejar de transformar  los acontecimientos recientes en recuerdos a largo plazo.

La nueva tecnología se ha probado en nueve personas con epilepsia que tuvieron electrodos implantados en el cerebro para tratar las convulsiones crónicas. Los investigadores leyeron las señales eléctricas creadas en los cerebros de los pacientes mientras que llevan a cabo tareas sencillas, como recordar la posición de diferentes imágenes en una pantalla de ordenador.

Estos resultados se utilizaron para refinar el algoritmo eléctrico hasta que se pudo predecir con 90 por ciento de precisión cómo se traducen las señales. El siguiente paso será enviar la señal traducido de nuevo al cerebro de un paciente con daños a su hipocampo, con la esperanza de que eluda la zona dañada y forme una memoria precisa a largo plazo.

Es la primera vez que los científicos de cualquier lugar del mundo han utilizado los ordenadores para manipular las señales de memoria directamente en el cerebro humano.

Nadia Fernández
Nadia Fernández
Editora, autora, responsable de la sección de Salud y Medicina de Quantum Culture Magazine. Licenciada en Psicología Clínica (UBA)